Buscar
  • Sewa Tomteme

Jume jiak aewaim into bem lutu’uria por Maestro Teodoro Buitimea- Franky-

Ka jubwa naatekai jume jiak malawaim, waka jiak lutu’uriata jiaki tomti katemmeu bicha a beje tete’uwa, bwe’ituk bempo itóm nakeka, itóm waataka usyolisi itou jiak nokaka itóm yo’oturiala, junu’u intoko ian tajtia utte’ata itóm jiaki tukapo ámani itóm mamaka. Júnume wasuktiampo keesam jume yoim inika jiak bwiarata etbwa ukkuleo, ju itóm yoyo’ra itóm jaboim, itóm neesam, itóm jaaka yo’owem, itóm chiilam yo’owem, tua siime jaibu inim bwia tolochiataka nas jejeekame bwe’ituk bemposu bat inim jiak bwiapo nas kuaktisukame, into ama nabusti into bempo inika itóm bwia toosa a beje’e ta’asukamme, junumpo ámani juka jiak o’o’uta bwiata jinne’umta weelisi bem tekilta ket yak, bwe’ituk am chichitua’au, am jibwatua am etejoriane jaisa áukai ju kiaki inim bwiapo jiapsa; chea chukula intoko jiakim ji’okot joosua’u juka wobierno Mejikopo am jajjseo ket jiba benasi yoi am omtatuak, inian ameu jijiakai; “ju yoio bwiam itóm u’abae, a bichateko sep a meene”, o cheasan ili ussita teba bwanao into ka a bwan yatibao, inian áu jijian; “ kat e bwana yootuk yoita meene”o cheasan “ kat e bwaana jaisa empo yootuk ka yoita me’ebaka éa”; Cheasan ka tua ian jeela Porfirio Diasta jiakim mekka totojao, into kaupo nas restiwao ket jiba benasi am yoyyo’oturiam ameu jiak nokakai: “ ju yoi itóm nenki baeka éa” o cheasan “ kat yoita suale enchi nenkine” “jak a bichateko kaita áu temaeka a me’a”; ian lautipo itóm wasuktiampo jaibu tabwi Mileniopo ju itóm jiak jamut assolakame jiak nokta uju’ume bettesi usyolisi ujbwanta a mampo jippue, bwe’ituk a baje ta’atuane junuen into a yo’oturiane, ka yoi nokmak a kuutane, ju jiak nokita jume itóm áem itowa bwibwise.

LAS MADRES YAQUIS Y SU LEGADO

Desde tiempo atrás las madres por instinto natural protegen y educan a sus críos, y las madres indígenas de Mé

xico no son la excepción; hablar de la función específica de la educación tradicional de las madres yaquis es en verdad importante; gracias al esfuerzo innato propio de estas grandes mujeres cahita, sin más compromiso que el de ser las formadoras de valientes guerreros defensores de la nación yaqui; testimonios de ancianos como el de Don Guadalupe Gotogopicio de más de noventa años entre varios, nos comparten experiencias valiosos del cómo se les aleccionó como un guerrero cahita a principios del siglo XX. A la llegada de los primeros invasores a la nación de los yaquis, éstos siempre a la defensiva delimitaron su territorio, lo defendieron al grado de ofrendar su vida en su defensa. La madre yaqui de esos años jugó una función muy importante, ya que eran las encargadas de formar en la psiquis del niño yaqui y poner las bases para la formación del futuro guerrero ese pensamiento y sentimiento de amor y defensa a su territorio; una de las muchas ideologías que la madre indígena yaqui inculcaba a sus hijos era las siguientes: “ kat yoita ji’okole ¡a me’a! bwiata itóm u’abae” (que no te de lastima el yori, ¡mátalo! quiere quitarnos la tierra), de ahí surge del trabajo laborioso de la madre indígena yaqui la majestuosidad y quizás ferocidad que rayó en la barbarie del pensamiento de los yaquis en su lucha de la defensa de la tierra, la que desde siempre consideran su gran nido. En los tiempos relativamente más cercanos finales del siglo XIX y principios del siglo XX en el Porfiriato durante la persecución, la madre yaqui seguía con esta enseñanza de formar ideológicamente a sus hijos en defensa del territorio y el odio al mestizo o ‘yori’; de estos tiempos surgen expresiones de madres yaquis como las siguientes: cuando un niño lloraba por hambre o sed en pleno alzamiento en la sierra del Bacatete, la madre lo callaba diciendo: “kat e bwana yootuk yoita me’ene” (no llores cuando crezcas vas a matar a un yori), y el niño dejaba de llorar. O bien cuando ya los yaquis estaban desterrados fuera del territorio,las madres le inculcaban el temor a sus hijos diciéndoles: “yoi enchi weyyane” (el yori te va a llevar). Hay tanto que hablar de la madre indígena yaqui, su entrega y amor es incuestionable, Un abrazo.

56 vistas