LA CUARESMA (DESCRIPCIÓN)

 

 

INTRODUCCION.

 

La cuaresma, es la unidad de expresión religiosa de mayor trascendencia en la tribu yaqui, que desde la llegada de los misioneros jesuitas en 1617, es considerado como el evento ceremonial de renovación espiritual y moral más significativo que marcara los destinos de cada yaqui miembro de los ocho pueblos. Es el evento de la ratificación de la historia ancestral o el BATNATAKA (tiempo inmemorial) de la expresión creadora de la unidad y fortaleza del pueblo yaqui y su reafirmación humana en total armonía con los seres sobrenaturales que coexisten hasta hoy día en la narración dramática del ceremonial; misma que por más de 396 años se han venido realizando con la misma intensidad y devoción con la que tal vez la asumieron los primeros yaquis convertidos a la fe cristiana, y que a través de los tiempos se ha venido transmitiendo a través de la oralidad, descubriendo en su contenido los principios y valores fundamentales en la que esta cimentado la tribu yaqui, fortaleza indeleble de la cristiandad indígena, que por 150 años los misioneros jesuitas lograron su proyecto evangelizador en los ocho pueblos ubicados en las márgenes de su rio, consagrándolos para la posteridad en pueblos cristianos, difícilmente asimilados por los yaquis de tal forma que el espíritu santo de Cócorit, Santa Rosa de Lima de Bácum, San Ignacio de Loyola de Tórim, La Natividad del Señor de Vícam, La Santísima Trinidad de Pótam, La Ascensión del Señor de Rahum, Santa Bárbara de Huirivis y San Miguel Arcángel de Belem, hayan sido aceptados parcialmente, tal vez por el origen ancestral de sus conformaciones, como el significado de sus nombres, derivados de los grandes mitos que hablan de los orígenes del pueblo yaqui.

 

                LA CUARESMA YAQUI. SECUENCIA Y SIGNIFICADOS.

 

El miércoles de ceniza, se da inicio formalmente con la cuaresma en la tribu yaqui; a temprana hora se hacen repicar las campanas de la iglesia del pueblo, el tambor de los guerreros coyotes y el incipiente grupo de los chapayekas o fariseos hacen lo suyo para hacer el llamado al pueblo para que tomen ceniza, acuden todos los miembros de sus respectivos grupos, chapayekas o fariseos, caballeros o kabayeom, maestros y cantoras, y pueblo en general, para recibir de voz de los oficiales yaquis, la obligación de cumplir con el mandato legado por sus mayores. El ceremonial es iniciado con cantos y alabanzas de maestros y cantoras, mientras que el temastimol o sacristán va imponiendo la ceniza en la frente de cada persona, que hincado frente al altar recibe el sello de la cruz, que lo compromete a cumplir los ordenamientos que conlleva la cuaresma yaqui. De igual manera, se exhorta a la comunidad que la autoridad civil, que recae en el gobernador, pueblo mayor, capitán, comandante y secretario, la ejercerán los chapayekas o fariseos durante toda la cuaresma, y serán ellos quienes apliquen las leyes internas en el ámbito comunitario, sancionando a todos aquellos que transgredan las normas disciplinarias establecidas durante el ceremonial; para ello, las varas de mando de la autoridad tradicional son depositadas en el altar de la iglesia durante poco más de cuarenta días. En la parte intermedia de la ceremonia, los capitanes de los chapayekas (fariseos) o kabayeon (caballeros) realizan uno de los protocolos más importantes del inicio de la cuaresma yaqui, sobre todo de llevar a buen término la tarea religiosa y acatar la disciplina y normas de conducta implícitas en el ceremonial, y lo más sobresaliente es la referencia de la historia de los antepasados, de todos aquellos que sucumbieron en la defensa de nuestra tierra y que dieron su vida para que la tribu viva en santa paz, por ello el sacrificio es grande para cada uno de los que en ella participaran. Es alusivo a la ratificación del territorio que los viernes del Conti o procesión, harán el recordatorio a niños, jóvenes y adultos sobre la herencia histórica de los mayores, el origen de los yaquis y la fe en el creador, se jura honrar al YO’O ANIA (mundo de los animales y al JUYA ANIA (mundo del monte) señalando que la espiritualidad yaqui está íntimamente ligado a la naturaleza.Después de este protocolo ceremonial, y bajo un silencio total se escuchan ladridos y gemidos de coyote, emerge bajo el altar un ser extraño que se arrastra, rueda y se levanta, observa a la multitud, su cara pintada muestra rictus de asombro y temor, se levanta y vuelve a caer, un ser extraño que nace entre las cenizas del templo simbolizando el nacimiento de la mariposa, anunciando así la llegada de la primavera.Es el nacimiento del primer chapayeka o fariseo, que dando tumbos logra alcanzar la salida del templo para dirigirse al cuartel, donde la tropa lo espera para hacerle un largo interrogatorio sobre su origen y procedencia. La comunicación ante las tropas la hace sonando dos palitos, que mediante la mímica o señales expresa su misión en este mundo, sometiéndose voluntariamente a las tropas a cambio de techo y comida, y lograr de esta manera sus macabras intenciones, las de asesinar a un hombre llamado Jesús.El primer viernes se inicia con el konti o procesión, y la participación comunitaria es casi total; oficiantes, autoridades y el pueblo en general hacen presencia en el acto más importante del pueblo, el conti o procesión del viacrucis, que cada viernes protagonizaran los mismos, o más actores que se sumaran conforme avanza la cuaresma.Este evento realizado con extremada devoción y fe cristiana, va haciendo hincapié en todo momento sobre valores de alta moralidad, tiempos de guardar y sobre todo de convivir en comunidad, privilegiando el don de servicio y amor al prójimo.Este día se incorpora otro personaje, de características similares al primero, igual que el anterior, se hace presente ante la tropa y expresa su voluntad de participar con ellos en la tarea emprendida, ya que esta en búsqueda del mismo hombre.Este primer viernes es como el recordatorio de los eventos pasados, como realizamos la ceremonia el año que paso y como las obligaciones y estricta obediencia nos permitirá realizarla bien, conforme lo dictan nuestros mayores y cumplir así con nuestra herencia ancestral.El segundo viernes, se privilegia la memoria histórica, mediante un discurso ceremonioso, se hace alusión a todos los acontecimientos del tiempo cuaresmal, desde sus inicios (miércoles de ceniza) que permitirá a todos aquellos miembros que se van incorporando a los actos ceremoniales de la misma y de su imprescindible participación en ella que permitirá conocer y reconocer todo el desarrollo de la actividad religiosa.La comunidad empieza a sentir en el ambiente un extraño sentimiento, de extrema rigidez disciplinaria que obedece a la presencia de estos seres que tienen el control total del pueblo.En este segundo konti o procesión, se notificara a todos los grupos participantes sobre la visitación que realizara Jesús a los domicilios u hogares yaquis que así lo soliciten o en su defecto, tengan alguna manda o promesa que cumplir, haciendo la fiesta correspondiente.El tercer viernes, se cumple con lo ordinario, realizar el konti o procesión, que al término de la misma, quedaran acuartelados en sus respectivos espacios, tanto chapayekas o fariseos como oficiantes de la iglesia.El día sábado se inicia con las visitas a los hogares yaquis, con el propósito de recabar apoyos para la alimentación del trayecto de visitación a otras comunidades donde son requeridos.Las fiestas de la pasión, son fiestas domesticas de carácter familiar que se realizan con acompañamiento de todos los miembros de la iglesia y de los chapayekas o fariseos, con una noche de velación por tres años consecutivos.Esta fiesta llamada de la pasión se realiza de manera simultánea en todos los ocho pueblos yaquis, propiciando de esta manera una red de esfuerzos compartidos, que se van traduciendo en una relación de compadrazgos que fortalecen los lazos de convivencia comunitaria, entre los ocho pueblos, promovidos precisamente por esta actividad ceremonial, en la que por ejemplo, es evidente observar la presencia de un pueblo más alejado uno de otro, favoreciendo con ello las fortalezas y la unidad en la tribu.El cuarto konti o procesión, está dedicado al encuentro del señor Jesús con su madre la virgen María, cuando éste está en su misión, predicando el evangelio, donde se hace alusión a este pasaje de la biblia, que traducidos a la actividad propia del yaqui, es la de promover lazos de parentesco, fundamentalmente el amor al prójimo como norma de conducta.Este cuarto konti, o de Dolores, como lo denominan los propios yaquis, nos exhorta a convivir en armonía y a hacer el esfuerzo de ser mas humanos, con pleno respeto en nuestra convivencia como legado importante del señor.En el quinto konti o procesión, los integrantes de la tropa de los chapayekas o fariseos, se integran a la realización del ceremonial vestidos de negro, capas y paños negros cubriéndoles la cabeza, y es en este momento que Pilatos empieza a cabalgar y se verá, posteriormente en los kontis a caballo acompañando a los malvados chapayekas.Este viernes está dedicado a Lázaro, aquel hombre al que resucita Jesús; uno de los tantos milagros hechos por el señor. Los yaquis lo dedican al perro, el animal domestico que siempre los acompaña en su casa, en el campo y en cualquier lugar.Se le ofrece como alimento principal, pinole con piloncillo, en memoria de los ancestros yaquis que subsistieron en la sierra del bacatete durante la época de guerra con éste como su único alimento; es pues, el ofrecimiento al perro lo que hace recordar al abuelo y a todos aquellos yaquis que nos heredaron estas sagradas tierras.Dicho ofrecimiento es ante la cruz, que se ubica en el solar familiar y se le impondrá un listón rojo como insignia de haber sido festejado.Sexto konti o procesión, está dedicado a José, esposo de María, padre de Jesús; en el concepto yaqui significa la unidad familiar, como el núcleo mas importante del ser y precursor de la vida reproductiva del ser humano, ejemplificado en el YO’O ANIA (mundo de los animales) mundo más tangible que rodea al yaqui.Después del konti o procesión, todos los integrantes de los chapayekas o fariseos y los que integran los otros grupos de la iglesia, se quedan acuartelados en sus respectivos espacios (iglesia-cuartel chapayekas)para que el día siguiente, el grupo de chapayekas o fariseos realicen visitas domiciliarias con la imagen de Jesús en bulto montado en un borrico, mismo que visitara todos los hogares yaquis, para posteriormente pernoctar en el lugar donde se realizara la fiesta de ramo, que normalmente es una casa de familia yaqui. Fiesta dedicada precisamente de la entrada de Jesús a su pueblo, y recibido con ramas y ramos en señal de alegría y júbilo.Toda esa noche es de fiesta, la danza de venado y pascola amenizan el ceremonial, acudiendo la comunidad en general a ser partícipe de este gran acontecimiento.El día domingo por la mañana, Jesús montado en el borrico (imagen bulto) es trasladado en andas a la iglesia del pueblo, donde se ofrecerá una misa y palma bendita a toda la concurrencia, como elemento simbólico de protección a las familias y hogares yaquis, y es el anuncio formal del inicio de la semana santa, donde se invita por parte de los actores ceremoniales a toda la comunidad de cumplir y hacer cumplir con los preceptos, ordenamientos religiosos y ceremoniales como el respeto, la tolerancia, el servicio y la humildad.Lunes de procesión o Konti, es el segundo día de la semana santa yaqui, considerado día santo, retomando nuevamente la actividad que se venía realizando cada viernes durante la cuaresma, esta procesión o Konti lo realizan solamente cuatro pueblos, los ubicados aguas abajo del rio que son: Pótam, Rahum, Huirivis y Belem; el resto de los pueblos permanecen en sus respectivos cuarteles, ocupados en los preparativos de los días de la semana mayor, ya sea concentrando materiales o construyendo ramadas para el evento final.El día martes no se presenta ninguna actividad relevante, aunque son días de guardar, el pueblo está expectante y presuroso en preparativos para los días más intensos de la semana santa.El día miércoles se intensifican las actividades, ya no se otorgan permisos de ninguna índole a los actores y participantes en el ceremonial, los chapayekas o fariseos se concentran en su cuartel general y los oficiantes de las ceremonias, maestros, cantoras, tenanchis, angelitos, etc. Quedaran de manera permanente en la iglesia del pueblo.Claro está que esta disposición es a partir de la media noche de este día miércoles, en la que se realiza una ceremonia muy especial, donde los chapayekas o fariseos y todos los miembros de las actividades ceremoniales son azotados en tinieblas, después de apagarse las doce velas que están ubicadas en un candelabro triangular, que ilumina al nazareno sentado bajo las ramas, simulando el monte o bosque, donde es buscado por los chapayekas o fariseos, pero esta vez, el bien se impone sobre el mal, y el ser humano es azotado para el perdón de sus pecados.El jueves santo se recrudece la tensión, los malvados chapayekas o fariseos dominan la situación, neutralizan la actividad ceremonial, imponiendo sus reglas y se inicia una intensa lucha del bien (iglesia) contra el mal (chapayekas) a tal grado que la procesión o Konti, se realiza al interior de la iglesia, de este día por la mañana, alegres y contentos los chapayekas o fariseos hacen un llamado a la población, mediante una matraca o KUTA KAMPANI (campana de madera), ya que no pueden utilizar las campanas de la iglesia. Esta campana de madera la llevaran por todo el viacrucis, como una forma de reconocimiento, pero también de imponer su ley en esta gran batalla.En el transcurso del día, se hacen dos procesiones bajo las reglas de los malvados, y a partir de medio día se trasladan a un domicilio particular, donde se les entrega mediante un ceremonial especial, la persona que representará a Jesús en la última cena, el lavatorio de pies y posteriormente en el recorrido por el viacrucis. Después del discurso ceremonial, trasladan al personaje que, normalmente es una persona de edad avanzada (viejito) llamado “el apóstol” y que en realidad representa a Jesús, por las características de su vestuario como la de sus acciones; se dirigen a la casa de la autoridad en turno del pueblo (gobernador) que tiene la obligación de preparar los alimentos que consumirán los comensales.Para ello, se distingue a este personaje con un banquete especial, elaboración de comidas tradicionales poco usuales, como atoles de bledo, atole de pechitas, cubiertos de pitahaya, asado de zayas, pinole de maíz tostado, elote cocido, etc. Que en proporciones pequeñas y en platos de barro, serán obsequiados a los doce apóstoles, que son niños adolescentes que, vestidos con túnicas blancas se ubican a la diestra del señor, representando así la última cena ofrecida por Jesús a sus discípulos. En este mismo espacio, se realiza el simulacro de lavatorio de pies, en señal de purificación y humildad.Acto seguido, el viejito que representa a Jesús es trasladado a la iglesia, acompañado por una pareja de yaquis, que son los padrinos que lo llevaran ante el altar y posteriormente lo encaminaran por el viacrucis donde inicia una carrera, en señal de persecución donde los chapayekas se tienden en el suelo boca abajo en línea, donde reciben un azote con una vara de mezquite, en cada cruz del viacrucis hasta culminar nuevamente en la iglesia, custodiado por los padrinos y escondido en el interior de la iglesia, llegando los malvados hasta la cruz grande, donde a espaldas sientan a un chapayeka o fariseo con un plato, solicitando a la concurrencia depositar donativos para seguir en la tarea de la búsqueda de Jesús.Ese día por la tarde, se hace una procesión por todo el Konti o viacrucis, y antes de llegar a la iglesia Jesús en imagen, es depositado en el huerto o monte de los olivos, permaneciendo ahí por varias horas hasta entrada la noche.Pero antes, acuden ante esta imagen, miembros de la comunidad, que por alguna causa hacen promesa de llevar velas o simplemente de ir a cumplir con el ceremonial, la gran mayoría, principalmente a niños, les imponen “hábitos”, una especie de faldones que llevaran consigo durante la celebración de la semana santa.Después del tiempo trascurrido, se inicia la ceremonia con rezos y cantos, y conforme avanza el rezo, desde el cuartel de los chapayekas o fariseos se escucha el lamento de la flauta y el tambor, y poco a poco se van acercando al huerto, donde está la oración y la imagen del nazareno.A prudente distancia se detienen y nombran una comisión, para que verifiquen, si efectivamente esta el personaje que ellos buscan en aquel lugar y simulando montar a caballo, en este caso, el chapayeka o fariseo mayor, acompaña al Pilatos y al flautero hasta el lugar del huerto, esta acción la realizan por tres ocasiones, y se deciden marchar hasta el huerto, una marcha marcial que es detenida por una voz, que es la de Judas Iscariote, que al grito de: “¡alto ahí! ¿A quien buscáis?”, a Jesús, responden los fariseos. Titubeante el personaje que desde el huerto responde: ¡No está aquí!, de nueva cuenta, marchando ordenadamente los detiene otro grito; ¡Alto! ¿A quien buscáis?, “A Jesús de Nazaret” contestan los chapayekas o fariseos; “No está aquí”, les responden nuevamente desde el huerto.Finalmente llegan a la puerta del huerto, en penumbras y nuevamente el grito: ¡Alto ahí! ¿A quién buscáis? “A Jesús de Nazaret, Rey de los judíos”, “aquí esta, aprésenlo”.Acto seguido, Jesús es apresado, amarrado del cuello, es trasladado en andas hacia la iglesia, acompañado de cantos y rezos, y al entrar a la iglesia se ubica a un costado, donde será custodiado por los chapayekas o fariseos durante toda la noche hasta el amanecer.El viernes santo, desde que amanece se siente un ambiente tenso, los malvados aplican mayor intensidad a sus propósitos; por la mañana se realiza una ceremonia al interior de la iglesia, donde Jesús es recibido ante la concurrencia, y muchos yaquis se postraran ante él, despojándose de todo; huaraches, cintos, zapatos, rebosos, aretes; las mujeres se soltaran las trenzas, etc. Esta acción es una manifestación de humildad, e incluso los propios chapayekas o fariseos se postran ante él, desde luego despojándose de sus atuendos que los convierten en personajes malos y pecadores.Al medio día de este viernes, una comitiva de chapayekas o fariseos, en orden se trasladan a una casa particular yaqui, donde adornan el símbolo de la cueva donde sepultaran a Jesús, pero que aquí se le llama “urna” o “urnia”, una especie de camilla, adornada y cubierta con tela transparente con muchas flores y una paloma en la cúspide o la parte de arriba que representa al espíritu santo.Después de un protocolo muy intenso de salutación, lo trasladan a la iglesia y lo entregan a los caballeros, para que ellos lo resguarden mientras que llega la hora de la ejecución.En punto de las tres de la tarde, Cristo es colocado al centro de la iglesia en espera de sus verdugos, que pronto inician su aparición, que marchando ruidosamente pero en orden llegan hasta Jesús, los chapayekas o fariseos están alegres, hacen señales de que al fin han encontrado al hombre que durante bastante tiempo han buscado, es la hora de la verdad.El capitán de los caballeros, triste y derrotado, se dirige a los malvados chapayekas: “aquí está el hombre que tanto han buscado, ustedes sabrán lo que tienen que hacer con él” el Pilatos da dos pasos hacia Jesús, lo contempla y pronuncia estas palabras: “señor, no encuentro culpa alguna en ti, pero la voluntad del pueblo así lo exige, aunque no tenga fuerzas para hacerlo”.Después de estas palabras, Pilatos incrusta su lanza en tres ocasiones en señal de la cruz, en el pecho y corazón de Jesús, para posteriormente ser bajado de la cruz, por cuatro hombres impecablemente vestidos, con túnicas blancas y cubiertos con un manto negro toda la cabeza, hombres sin rostro llamados “santos varones” que llevan a cuestas la “urna o urnia” donde está depositado el cuerpo de Jesús, y lo trasladaran por todo el trayecto del Konti o viacrucis, como acto de penitencia de todos los devotos de la comunidad.Es un acto solemne, el pueblo está de luto, todo el mundo está triste, las mujeres de negro en señal de luto, Jesús crucificado, bajado de la cruz y sepultado, es adorado durante toda la noche del mismo viernes.Es hasta las tres de la mañana, con el sonar de los tambores, cohetes y campanas, que se da la señal de que Cristo ha resucitado, hay desconcierto en los malvados chapayekas, hay un desorden entre ellos y todos enloquecen, no pueden creer lo que está pasando, y así amanece el día sábado.A las seis de la mañana de este sábado se inicia con el paseo de Judas, un personaje hecho de Tazol o zacate, simulando al traidor Judas Iscariote, mismo que es paseado por los chapayekas o fariseos en un burro por todo el Konti pero en sentido contrario, con ello llevan música y baile totalmente fuera de sí, enloquecidos por castigo divino.Después del Konti se despiden de él, como si él fuera su jefe y lo ubican en la parte de atrás de la cruz mayor donde es condecorado con listones y flores y una que otra moneda de algún devoto.Antes del canto de la gloria, los padrinos llevan a sus ahijados principalmente del grupo de los chapayekas o fariseos, a sus casas y los presentan a sus familiares como otro miembro más de la familia, ofreciéndole la alimentación de esa mañana.A más tardar, a las diez de la mañana en los pueblos pequeños y a las doce de medio día en los de mayor población, se llega a la parte más importante de la cuaresma y semana santa yaqui, “ la gloria”, el clímax de toda la actividad ceremonial religiosa, la renovación espiritual por excelencia, en donde en tres corridas, en nombre del padre, del hijo y del espíritu santo, el yaqui entra en la purificación de su alma sancionado por el danzante venado, que anuncia la buena nueva con el renacimiento de los nuevos tiempos (primavera).El danzante pascola que con su aullido anuncia la continuidad de este mundo, los matachines la alegría y colorido de la vida y el medio que nos rodea, todo ello es la conjugación de los elementos que le dan sentido a la vida de los yaquis, los chapayekas o fariseos se despojan de todo lo que usaron en el ceremonial y convertidos se suman a los actos del bien común.Seguidamente se trasladan a la ramada donde seguirán con la ceremonia de Jesús vivo llamado también “Jesús resucitado”Entre danzas de pascola y venado, se llega al amanecer del domingo de pascua o de resurrección. Se inicia el día domingo con el drama del encuentro de Juan, María magdalena y la virgen María con Jesús resucitado.Primeramente se traza el camino rumbo a la iglesia, que simboliza el camino del paraíso, donde Jesús llevara a todos sus hijos ahí presentes. El se encuentra a cierta distancia de la iglesia o del templo acompañado de todos esos seres convertidos que ayer fueron sus verdugos y de los seres sobrenaturales que con sus danzas lo acompañaran al encuentro con su madre y que en las puertas de la iglesia o del cielo, Jesús contempla a su madre y después se aleja, para reunirse con su padre.La culminación de la cuaresma yaqui de manera formal es el día 3 de mayo, con el descubrimiento de la cruz donde fue crucificado Jesús, acudiendo ante ella cada protagonista que participo en este ceremonial, considerado de los más importantes de la tribu yaqui; y que además, este día de la santa cruz es el inicio del ciclo formal de festividades religiosas de la tribu yaqui.

Significados