top of page

Itom ania! Nuestro mundo!

El itom ania, “nuestro mundo”. La dimensión infinita es la del yo’o ania, “el reino antiguo” o “venerable”, origen de las entidades primarias, invisible, y apenas posible de ser conocida por algunos yaquis que cumplen cargos rituales. Visto así, en el yo’o ania —realidad suprema— habitan las entidades eternas que animan a los cuerpos en el itom ania (mundo objetivo). Pasado y presente se conjugan en esta dimensión, donde “nuestro mundo” y “nuestro aquí y nuestro ahora” son sólo coordenadas específicas de temporalidad y espacialidad.

Aunque el yo’o ania (reino antiguo) involucra intemporalidad, su concepción espacial guarda analogía con las características del territorio yaqui. Se encuentra delimitado también por los cerros fronterizos llamados Takalai del norte, ubicado en Guaymas, Sonora, conocido también como cerro Tetakawi, y por el Takalai del sur, en frontera con el territorio mayo. Integra un espacio superior traducido como “cielo”: el teéka (arriba), lugar al que los yaquis esperan ingresar tras la muerte fisiológica. La expectativa de ascenso motiva la actualización de los rituales de paso que un yaqui deberá cumplir en su ciclo de vida. El teéka, además, contiene al sooria, reservado sólo para quienes cumplieron cargos en la liturgia religiosa yaqui.

No olvides visitar culturayaqui.com


FUENTE: Cuando Los Chichi’ales Llegan: La Conceptualización De Muerte Entre Los Yaquis De Enriqueta Lerma Rodríguez

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page